Posteado por: carpi1504 | junio 2, 2009

El arte en los hospitales psiquiátricos

Por Gisela Carpineta

El arte es una herramienta en pos de la desmanicomialización”, afirma Alberto Sava, psicólogo social, fundador y director del Frente de Artistas del Borda (FAB), en su libro Arte y Desmanicomialización. De esta manera, se comprende cuál es el objetivo de fusionar el arte con la locura.

La historia del FAB comenzó en 1984. En la actualidad, cuenta con talleres de teatro, marionetas, música, mimo, expresión corporal-danza, plástica, letras, periodismo y fotografía. Además, dictan un taller teórico donde se debate acerca de la desmanicomialización. Este proyecto no propone el cierre de los centros de salud mental, sino una reformulación que permita “mayor contención, menor medicación y más trabajo”.

Tal como explicó Sava en una entrevista a la revista Imago Agenda, el arte hace que los internos recuperen un deseo, una pasión, una actitud, que comiencen a producir vínculos grupales, a pensar, a sentir, a ocuparse de sí, de su cuerpo y a proyectar al ver que pueden cantar, pintar, actuar o escribir. Este era, y es, el objetivo. Y su saldo es más que positivo.

Durante estos años, muchos pacientes que participaron de los talleres fueron dados de alta. Por ejemplo, el actor Pedro Benítez, quien actuó en la obra Gurka de Vicente Zito Lema, bajo la dirección de Norman Brisky. Además, se crearon recordados programas como La Colifata y ComióMani.

El arte ayuda a salir de la enfermedad” afirma Marisa Wagner, docente de Psicóloga Social especializada en “Arte y locura”. Escritora y poeta, estuvo internada en el Borda, en el Moyano, en el Alvear y durante una larga estadía en la Colonia Montes de Oca, publicó el libro Los Montes de la loca que además, fue llevado al teatro.

Para el Frente, es imprescindible que circulen los trabajos de los pacientes porque le hace bien al tallerista, porque permite denunciar cómo se violentan los derechos humanos en el manicomio y porque así, la sociedad podrá relacionar al loco con un proceso de creación.

La locura no hace poetas, ni pintores, ni artistas de ningún tipo. La locura destruye, te fragmenta, te troza. Es una reverenda hijaputez pensar que alguien para ser genial tiene que estar un poco loco”, finaliza Wagner.

Con los días contados

Hace 731 días

que no hago el amor,

que no como papas fritas,

que no voy al cine,

que no me tomo una cerveza,

que no veo a mis amigos.

Hace 731 días de todo

o casi todo…

Hoy hace dos años

que llegué al hospicio.

¡Feliz cumpleaños!

Voy a brindar

tomándome las pastillas

de un solo trago.

Marisa Wagner

About these ads

Responses

  1. Es verdad que para ser un genio uno no tiene que estar loco, pero convengamos en que la historia demuestra que a muchos genios, por el simple hecho de ser visionarios se los tildó de locos. Un ejemplo fue Galileo, que para la época decía “locuras” tan revolucionarias que casi lo queman en la hoguera.
    Muy bueno Carpi.


Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Categorías

Seguir

Recibe cada nueva publicación en tu buzón de correo electrónico.

A %d blogueros les gusta esto: